Batman, sirviente del demiurgo. The Joker, Guerrero del Espíritu

Comentarios · 721 Puntos de vista

articulo sobre visiones gnosticas de series, animes, manga, peliculas, etc.

¿A quién representa The Joker? Representa al Espíritu Eterno. The Joker se comporta como lo haría un espíritu que ha logrado liberarse de las cadenas que lo aprisionan al engendro satánico del alma y del cuerpo. Un espíritu liberado, si decidiera permanecer en este mundo demencial se comportaría como lo hace The Joker en el film de the dark knight. The Joker no teme al dolor ni a la tortura, como no les teme el espíritu. The Joker se burla y se rie del sufrimiento y la tortura porque él es un espíritu liberado. Liberado del cuerpo, del alma, de la materia, del tiempo y de todo lo creado por el demiurgo. The Joker no le teme a la muerte. Todo espíritu liberado se burla y se rie de la muerte, pues no hay muerte para el espíritu, porque es eterno. The Joker no necesita dinero, solo necesita tres cosas: dinamita, polvora y gasolina, que además son económicas. También se burla del dinero, hace una pira con él y lo quema. El dinero solo puede serle útil para financiar su misión de destrucción y venganza. The Joker es absolutamente destructor de todo lo impuro. Cuando un espíritu logra liberarse de sus cadenas lo primero que hará será destruir. Destruir lo malo, lo perverso, lo absurdo, es decir, toda la obra del dios creador o demiurgo. Por esa razón The Joker representa el Bien y no el mal, como arteramente pretenden hacernos creer.Para que no queden dudas de que The Joker representa a un espíritu liberado, el artista ha concebido su rostro pintado con los colores negro, blanco y rojo. Son los colores de las vestimentas de los líderes maniqueos de la antigüedad. Los colores de la Gran Obra de la Alquimia Verdadera, proceso en que el espíritu resultará liberado. Los tres colores que son el grito de guerra contra la demencial obra del satanás creador del mundo y del hombre. ¿Y a quién representa Batman? Batman es un buen sirviente del demiurgo. Secuestra y tortura en calabozos secretos a los posibles enemigos de su gobierno sinárquico. Ya no es el angelito bueno, ahora ha mostrado su verdadero rostro, es partidario de cárceles secretas y de campos de concentración. Batman le sirve a un gobierno que le miente a su pueblo (“ahora les quitamos algunas libertades para luchar mejor contra el terrorismo, pero cuando pase el peligro se las devolveremos”). Batman y sus amos sienten terror por el supuesto “caos” que podría extenderse por el mundo si solo un espíritu se liberara. Actualmente hay en este mundo demasiados idiotas que desean parecerse a Batman, pero un puñado de héroes como The Joker arreglaría las cosas